Tamíz Estático
Aguas Residuales


Nuestro Tamíz estático es especialmente indicada para la separación de sólidos en suspensión dentro de líquidos. Esta separación se realiza de un modo rápido, sin soporte de energía con ausencia casi absoluta de mantenimiento y en unas condiciones que hacen el transporte de estos sólidos más fácil que cualquier otro sistema, ya que salen escurridos. Gracias a esta facilidad y debido a las prestaciones que puede ofrecer su utilización, se hace adecuada en multitud de instalaciones, permite la reutilización de cantidad de sólidos que se estaban tirando en los vertidos, consiguiéndose una rentabilidad, a la par que se resuelve el problema de reducción de residuos. Debido a las prestaciones que puede ofrecer su utilización se hace adecuada en multitud de instalaciones.

Diseñado para alojar los componentes para una eficaz filtración sin necesidad de energía ya que no posee partes móviles, normalmente están formados por chapa conformada y sus materiales más comunes son el acero inoxidable tanto el aisi-304 y el aisi-316 por su capacidad anticorrosiva frente a aguas contaminadas y agentes ambientales. También cabe la posibilidad de fabricación en otros materiales como pueden ser los poliméricos. El tamiz estático se usa en plantas domesticas e industriales como tratamiento primario en las aguas residuales.

El fluido ingresa a través de la tubería embridada trasera, el agua sube hacia el cajón de alimentación, posteriormente el agua se desborda en una lámina de agua homogénea y por gravedad recorre la superficie de tamizado.

Estos equipos no llevan partes mecánicas, ni requieren consumo eléctrico. En estos equipos nos encontramos con varios sistemas de limpieza. Los tamices estáticos van provistos de unos registros para su limpieza interna los cuales bien pueden estar alojados en su parte trasera o bien en los laterales, para poder tener acceso al interior y efectuar la limpieza. Por otro lado tenemos los sistemas de limpieza continuos que son las rampas de inyección de agua a presión que bien pueden ir instaladas en el interior o en el exterior o ambas posiciones, las cuales van pulverizando sobre la malla filtrante y limpiando posibles residuos depositados evitando en gran parte la colmatación.

Disponemos de diferentes tipos de mallas y construimos según la necesidad y aplicación deseada por nuestros clientes.

Su diseño compacto permite transportar varias unidades en un container.

Es el encargado de recibir el afluente y distribuirlo uniformemente por toda la superficie del tamiz a la vez que evita las turbulencias ocasionadas a la entrada de la tubería. El cajón de recepción puede ser diseñado de varias formas según las necesidades del fluido a tratar, al igual que las bridas de entrada se pueden alojar en varias posiciones bien en la parte trasera o lateralmente a distintas alturas.

Es un tamiz metálico de acero inoxidable el cual puede fabricarse en distintas calidades dependiendo de la agresividad de fluido a tamizar. Está constituida por unos perfiles longitudinales por los cuales va deslizando el fluido a tamizar, esta se puede hacer de diferentes pasos de luz según exigencias.

La separación solido-liquido de este equipo se basa en el efecto Coanda. Este consiste básicamente en que cuando un fluido se desliza sobre una superficie curva tiende a adherirse mientras que un sólido en la misma superficie tiende a ser expulsado.

Diseñado para alojar los componentes para una eficaz filtración sin necesidad de energía ya que no posee partes móviles, normalmente están formados por chapa conformada y sus materiales más comunes son el acero inoxidable tanto el aisi-304 y el aisi-316 por su capacidad anticorrosiva frente a aguas contaminadas y agentes ambientales. También cabe la posibilidad de fabricación en otros materiales como pueden ser los poliméricos. El tamiz estático se usa en plantas domesticas e industriales como tratamiento primario en las aguas residuales.

El fluido ingresa a través de la tubería embridada trasera, el agua sube hacia el cajón de alimentación, posteriormente el agua se desborda en una lámina de agua homogénea y por gravedad recorre la superficie de tamizado.

Estos equipos no llevan partes mecánicas, ni requieren consumo eléctrico. En estos equipos nos encontramos con varios sistemas de limpieza. Los tamices estáticos van provistos de unos registros para su limpieza interna los cuales bien pueden estar alojados en su parte trasera o bien en los laterales, para poder tener acceso al interior y efectuar la limpieza. Por otro lado tenemos los sistemas de limpieza continuos que son las rampas de inyección de agua a presión que bien pueden ir instaladas en el interior o en el exterior o ambas posiciones, las cuales van pulverizando sobre la malla filtrante y limpiando posibles residuos depositados evitando en gran parte la colmatación.

Disponemos de diferentes tipos de mallas y construimos según la necesidad y aplicación deseada por nuestros clientes.

Su diseño compacto permite transportar varias unidades en un container.

Es el encargado de recibir el afluente y distribuirlo uniformemente por toda la superficie del tamiz a la vez que evita las turbulencias ocasionadas a la entrada de la tubería. El cajón de recepción puede ser diseñado de varias formas según las necesidades del fluido a tratar, al igual que las bridas de entrada se pueden alojar en varias posiciones bien en la parte trasera o lateralmente a distintas alturas.

Es un tamiz metálico de acero inoxidable el cual puede fabricarse en distintas calidades dependiendo de la agresividad de fluido a tamizar. Está constituida por unos perfiles longitudinales por los cuales va deslizando el fluido a tamizar, esta se puede hacer de diferentes pasos de luz según exigencias.

La separación solido-liquido de este equipo se basa en el efecto Coanda. Este consiste básicamente en que cuando un fluido se desliza sobre una superficie curva tiende a adherirse mientras que un sólido en la misma superficie tiende a ser expulsado.

Ventajas de Nuestros Tamíz Estáticos


El Tamíz estatico es un equipo que se utiliza para la separación de fragmentos más gruesos contenidos en una mezcla, con el fin de eliminarlos o para enviarlos a una nueva etapa de fragmentación. El cribado es un procedimiento industrial que se necesita en toda empresa encargada de realizar procesos fisicoquímicos.


Conoce Su Funcionamiento



Etapas y Componentes del Tamíz Estático
Para Aguas Residuales


Aplicaciones
del Tamíz Estático


Industria de Frigorificos
Industria Cárnica
Industria Química
Industria Láctea
Industria Alimentos y Bebidas
Industria Textil
Industria de Mineria
Industria de Carbón
Industrias de Petroleo
Procesos de Lavado de Vehiculos


Somos Fabricantes de Todos Nuestros Equipos para Tratamiento de Aguas Residuales


Somos fabricantes de equipos complementarios para el tratamiento de aguas residuales como: tamiz rotativo, tamiz autolimpiante, cribas autolimpiantes, cribas rotativas, rejas de cribado, para su implementación en área domestica entre otras. Ofrecemos soluciones dentro de las etapas primarias secundarias y terciarias, con referencias que van desde: tamiz estatico, cribas estáticas, auto limpiantes, aliviadero, sólidos gruesos y medios, sólidos de finos, compuertas y vertederos, transportadores, compactadores, desarenadores, clasificadores, lavadores de arenas, desnatador de grasa y separador, pretratamiento compacto, tratamiento terciario, planta depuración modular.

Tamíz Estático Para Aguas Residuales


La malla Coanda se coloca perpendicular a la trayectoria del flujo, el fluido atraviesa las aberturas de la misma, las cuales normalmente varían entre 0.1 y 3 mm, lo más usual es 1 mm, y por el efecto físico denominado Coanda.

Capacidades Paso de Malla

# Milimetros Micrónes Centímetros
1 0.1 mm 100 µm 0.01 cm
2 0.2 mm 200 µm 0.02 cm
3 0.5 mm 500 µm 0.05 cm
4 1 mm 1000 µm 0.1 cm
5 2 mm 2000 µm 0.2 cm

Rejillas de Ranura Continúa
Coanda

Mallas de captación COANDA, estas son rejas o mallas de alambre o filamento triangular de acero inoxidable para captar agua limpia de un arroyo o cuerpo de agua. El agua limpia y filtrada por el COANDA se la puede emplear en proyectos hidroeléctricos, para captaciones de agua potable, riego, industria, minería entre otros. Su diseño único la convierte en una malla auto limpiante que evita el ingreso de sedimentos tan pequeños como 0,5mm entren en el sistema de agua. El diseño de nuestras rejillas ofrecen un bajo costo de mantenimiento, efectiva extracción de lodos, fácil limpieza , larga vida útil y gran confiabilidad. La Ranura Continua, se logra electrosoldado de forma muy precisa perfiles metálicos, dando origen a una ranura de gran precisión que al tener solo dos puntos de contacto evita cualquier riesgo de obstrucción y facilita la limpieza por flujo inverso o retro-lavado. Es especialmente utilizada en equipos para Tratamiento Primario de aguas Residuales ya que garantiza las siguientes funciones: Separación de sólidos líquidos, Separación de lodos entre otros.


Equipos Opcionales para Tratamiento de Aguas Residuales
No Incluidos


Opcional Sistema de Lavado Automatizado


Nuestro tamíz estático cuenta con una estación de lavado automatizado instalado en la parte interna de la criba, su instalación es rápida y sencilla, ofreciendo una rápida limpieza del equipo para evitar obstrucciones de lodos o sólidos.


Conoce Su Funcionamiento Ver Video


Opcional Tornillo Transportador
Helicoidal

El Tornillo Transportador Helicoidal de Synertech es un equipo para separar de forma continua, las partículas sólidas en suspensión en el flujo. Este equipo tiene una amplia aplicación en el sector industrial, como por ejemplo en (Mataderos, zumo de frutas, cerveceras, bodegas, destilerías, bebidas, azucareras, conserveras, queserías, alimentación,curtidos. En el sector industrial nuestro equipo de tornillo, es utilizado para recuperar los efluentes de desecho, subproductos con un valor económico muy importante.

Opcional Filtro de Pantalla Parabolico
(Tamiz Estatico Cerrado)

Estos sistemas de filtros cerrados (tamices estaticos) cuentan con una estructura en acero inoxidable, son cerrados para la protección de afectaciones, lluvias y evitar malos olores. Están diseñados para eliminar los sólidos del agua con solo una atención de limpieza ocasional. Utilizan un alambre de cuña, pantalla de acero inoxidable 304 en forma parabólica para aprovechar el efecto Coanda (la tendencia de una corriente de fluido a seguir una superficie curva (si el ángulo no es demasiado agudo) en lugar de seguir una línea recta en la dirección original de flujo).

Aplicaciones del Tamíz Estatico

Los tamices estaticos son aplicables en: Aguas residuales urbanas e industriales, Agua de lavado de filtros de arena, Industrias conserveras, vinícola, mataderos, precocinados, curtidos, industrias lácteas, cerveceras y alimentaría en general, Industria Textil, tintes, química, farmacéutica y petroquímica, Industrias de papel, celulosa y cartón, aguas filtradas de presas, piscifactorías y apara todas las instalaciones que precisen la separación de finos en general.

Operación del Tamíz Estatico

El tamíz estático es un equipo destinado a la separación sólido-liquido, por efecto de tamizado al fluir por gravedad un líquido con sólidos en suspensión a lo largo de una superficie inclinada provista de rendijas transversales.El líquido a tamizar penetra en la caja de alimentación a través de la brida de entrada ubicada en la parte posterior del equipo u opcionalmente en un lateral, parte superior o inferior.Una vez llena de líquido esta caja, desborda por el rebosadero en forma de lámina de líquido y fluye por gravedad a lo largo de la superficie inclinada rasurada.El liquido junto con los sólidos mas finos que, aproximadamente, la mitad de la luz de rendija seleccionada, pasan a través de dicha superficie y caen a la caja de salida en la parte inferior del equipo. Una brida ubicada en la parte posterior, inferior o lateralmente (a convenir) permite la evacuación del liquido tamizado.Los sólidos, parcialmente escurridos, caen desde el borde inferior de la superficie filtrante hasta un contenedor o cesto, construido con lámina de acero inoxidable y fondo perforado, no incluido en nuestro suministro y que deberá ser vaciado periódicamente.

Caracteristicas del Tamíz Estatico

Colocado como tratamiento primario en estaciones depuradoras, permite un mejor rendimiento del resto de la planta, así como un menor coste de operación. Estos equipos, cuya finura de tamizado viene a ser entre 0.2 Milímetros - 0.5 Milímetros - 1 Milímetros - 2 Milímetros, se utilizan generalmente en aguas residuales, asimismo son de correcta aplicación las procedentes de todo tipo de industrias. Las cribas estáticas llevan incorporada una rejilla, constituida por barras horizontales en perfil especial en acero inoxidable calidad Aisi 304 o 316. El agua se distribuye en la parte superior de la reja, cuya inclinación sobre horizontal disminuye progresivamente de arriba para abajo, entre 65 º y 45 º aproximadamente. Se obtienen de tal forma, sucesivamente, los efectos de separación y escurrido de las materias sólidas.

Opcional Tamíz Autolimpiante Con Tornillo Prensa

Nuestro sistema de Tamíz autolimpiante con tornillo prensa para tratamiento de lodos integra una criba auto limpiante descendente, la cual incluye una unidad para prensado y escurrido de lodos por un sistema de tornillo rotacional con criba, esta máquina de separación y escurrido de solidos de origen organico o inorganico, tiene una gran capacidad de descontaminación, no se obstruye y es fácil de limpiar. Las aguas residuales sólidas tratadas, la demanda química de oxígeno, el consumo total de oxígeno, la tasa de eliminación de nitrógeno y fósforo pueden estar entre el 70 y el 95%.

Ver Tornillo Prensa

Preguntas relacionadas


El tamiz estático es un aparato para tamizar en régimen laminar con una alta eficacia. Está diseñado para realizar la separación sólido/líquido, en todo tipo de aguas: potables, industriales y residuales. El TAMIZ comprende un cuerpo bastidor y una malla filtrante. El agua a filtrar se cuela a través de las aberturas, quedando los sólidos retenidos y separados en la malla filtrante. La malla de perfiles laminares ondulares, realiza dos funciones: repartir el agua bruta a filtrar por la anchura de la misma, y recogida de esa agua, por medio de la zona interior de los perfiles triangulares. Se dispone de tres rampas pendientes: dos de filtración y una última de escurrido, en la primera rampa se consigue la mayor filtración de aguas brutas, siguiendo la filtración en la rampa segunda, y a partir de la misma, en la tercera rampa, realizar el último escurrido de los sólidos retenidos por el tamiz estático.

El tamizado es un proceso mediante el cual se clasifican y separan por tamaños los materiales sólidos, sean en grano, en polvo o en suspensión acuosa. El procedimiento del tamizado se efectúa haciendo pasar el material por una malla de acero tejida que dispone de una obertura determinada, llamada luz.

La criba estática también llamada tamiz estático es un equipo desarrollado para la separación de sólidos en suspensión dentro de líquidos. La separación particularmente se hace de forma rápida, sin necesitar soporte de energía. Estos equipos se caracterizan por tener un muy bajo costo de mantenimiento.

En las plantas de tratamiento de aguas residuales, las rejillas remueven los con- taminantes gruesos procedentes de la corriente para proteger de posibles daños la operacion y al equipo de las unidades siguientes.

La Tamización es el primer estado del tratamiento, tanto para las aguas superficiales como para la las aguas residuales. El propósito es: Proteja la estructura río abajo contra los objetos grandes que podrían crear obstrucciones en algunas de las unidades del proceso. Separar y quitar fácilmente la materia grande transportada por el agua que quiere ser tratada, de modo que puede afectar negativamente la eficacia de procedimientos posteriores del tratamiento o hacer su puesta en práctica más difícil. La eficacia de la operación del tamizado depende del espaciamiento entre las barras de pantallas:
Pantalla fina, para un espaciamiento bajo 10 milímetros
Pantalla media, para el espaciamiento de 10 a 40 milímetros
Pantalla gruesa, para el espaciamiento por encima de 40 milímetros La pantalla fina es precedida generalmente por una operación preliminar de la tamización para los propósitos de protección. La tamización es llevada a cabo por una pantalla manualmente limpiada (de gran tamaño, para reducir la frecuencia de las operaciones de colección en la tamización) o, preferiblemente, por una pantalla automáticamente limpiada (esencial en los casos de altos caudales de agua con un contenido de sólidos elevada). La pantalla automática de la barra es protegida generalmente por una pantalla preliminar robusta, que se debe también proporcionar a los sistemas automáticos de una limpieza en instalaciones grandes y en caso de que del agua a tratar contenga un alto volumen de materia gruesa. Para reducir operaciones manuales tanto como sea posible, los procedimientos de tamización se han automatizado cada vez más, uniforme en instalaciones pequeñas. La automatización es esencial en las situaciones donde cantidades grandes de materia son llevadas a la planta por el agua y llegan de una vez la pantalla de barra, tendiendo a la estera de barras y estorbando totalmente a la pantalla en algunos minutos. Las pantallas finas deben ser automatizadas. La basura recogida se almacena en un envase de capacidad dada, calculado de acuerdo con la frecuencia aceptable de las operaciones y de la disposición de basura.

El cribado constituye una etapa del tratamiento preliminar, por lo general en una instalación ubicada en la cabecera de la planta, en la que se remueven objetos grandes que provienen en el agua residual y que pueden interferir con el funcionamiento de los equipos ubicados aguas abajo.

Esta extracción se realiza mediante un proceso llamado cribado. Entendemos por cribado como el proceso mecánico de clasificación de partículas por su tamaño, utilizando algún tipo de superficie cribante, en la mayoría de los casos una malla.

Panama


El tamiz estático es un aparato para tamizar en régimen laminar con una alta eficacia. Está diseñado para realizar la separación sólido/líquido, en todo tipo de aguas: potables, industriales y residuales. El TAMIZ comprende un cuerpo bastidor y una malla filtrante. El agua a filtrar se cuela a través de las aberturas, quedando los sólidos retenidos y separados en la malla filtrante. La malla de perfiles laminares ondulares, realiza dos funciones: repartir el agua bruta a filtrar por la anchura de la misma, y recogida de esa agua, por medio de la zona interior de los perfiles triangulares. Se dispone de tres rampas pendientes: dos de filtración y una última de escurrido, en la primera rampa se consigue la mayor filtración de aguas brutas, siguiendo la filtración en la rampa segunda, y a partir de la misma, en la tercera rampa, realizar el último escurrido de los sólidos retenidos por el tamiz estático.

El tamizado es un proceso mediante el cual se clasifican y separan por tamaños los materiales sólidos, sean en grano, en polvo o en suspensión acuosa. El procedimiento del tamizado se efectúa haciendo pasar el material por una malla de acero tejida que dispone de una obertura determinada, llamada luz.

La criba estática también llamada tamiz estático es un equipo desarrollado para la separación de sólidos en suspensión dentro de líquidos. La separación particularmente se hace de forma rápida, sin necesitar soporte de energía. Estos equipos se caracterizan por tener un muy bajo costo de mantenimiento.

En las plantas de tratamiento de aguas residuales, las rejillas remueven los con- taminantes gruesos procedentes de la corriente para proteger de posibles daños la operacion y al equipo de las unidades siguientes.

La Tamización es el primer estado del tratamiento, tanto para las aguas superficiales como para la las aguas residuales. El propósito es: Proteja la estructura río abajo contra los objetos grandes que podrían crear obstrucciones en algunas de las unidades del proceso. Separar y quitar fácilmente la materia grande transportada por el agua que quiere ser tratada, de modo que puede afectar negativamente la eficacia de procedimientos posteriores del tratamiento o hacer su puesta en práctica más difícil. La eficacia de la operación del tamizado depende del espaciamiento entre las barras de pantallas:
Pantalla fina, para un espaciamiento bajo 10 milímetros
Pantalla media, para el espaciamiento de 10 a 40 milímetros
Pantalla gruesa, para el espaciamiento por encima de 40 milímetros La pantalla fina es precedida generalmente por una operación preliminar de la tamización para los propósitos de protección. La tamización es llevada a cabo por una pantalla manualmente limpiada (de gran tamaño, para reducir la frecuencia de las operaciones de colección en la tamización) o, preferiblemente, por una pantalla automáticamente limpiada (esencial en los casos de altos caudales de agua con un contenido de sólidos elevada). La pantalla automática de la barra es protegida generalmente por una pantalla preliminar robusta, que se debe también proporcionar a los sistemas automáticos de una limpieza en instalaciones grandes y en caso de que del agua a tratar contenga un alto volumen de materia gruesa. Para reducir operaciones manuales tanto como sea posible, los procedimientos de tamización se han automatizado cada vez más, uniforme en instalaciones pequeñas. La automatización es esencial en las situaciones donde cantidades grandes de materia son llevadas a la planta por el agua y llegan de una vez la pantalla de barra, tendiendo a la estera de barras y estorbando totalmente a la pantalla en algunos minutos. Las pantallas finas deben ser automatizadas. La basura recogida se almacena en un envase de capacidad dada, calculado de acuerdo con la frecuencia aceptable de las operaciones y de la disposición de basura.

El cribado constituye una etapa del tratamiento preliminar, por lo general en una instalación ubicada en la cabecera de la planta, en la que se remueven objetos grandes que provienen en el agua residual y que pueden interferir con el funcionamiento de los equipos ubicados aguas abajo.

Esta extracción se realiza mediante un proceso llamado cribado. Entendemos por cribado como el proceso mecánico de clasificación de partículas por su tamaño, utilizando algún tipo de superficie cribante, en la mayoría de los casos una malla.

Ecuador


El tamiz estático es un aparato para tamizar en régimen laminar con una alta eficacia. Está diseñado para realizar la separación sólido/líquido, en todo tipo de aguas: potables, industriales y residuales. El TAMIZ comprende un cuerpo bastidor y una malla filtrante. El agua a filtrar se cuela a través de las aberturas, quedando los sólidos retenidos y separados en la malla filtrante. La malla de perfiles laminares ondulares, realiza dos funciones: repartir el agua bruta a filtrar por la anchura de la misma, y recogida de esa agua, por medio de la zona interior de los perfiles triangulares. Se dispone de tres rampas pendientes: dos de filtración y una última de escurrido, en la primera rampa se consigue la mayor filtración de aguas brutas, siguiendo la filtración en la rampa segunda, y a partir de la misma, en la tercera rampa, realizar el último escurrido de los sólidos retenidos por el tamiz estático.

El tamizado es un proceso mediante el cual se clasifican y separan por tamaños los materiales sólidos, sean en grano, en polvo o en suspensión acuosa. El procedimiento del tamizado se efectúa haciendo pasar el material por una malla de acero tejida que dispone de una obertura determinada, llamada luz.

La criba estática también llamada tamiz estático es un equipo desarrollado para la separación de sólidos en suspensión dentro de líquidos. La separación particularmente se hace de forma rápida, sin necesitar soporte de energía. Estos equipos se caracterizan por tener un muy bajo costo de mantenimiento.

En las plantas de tratamiento de aguas residuales, las rejillas remueven los con- taminantes gruesos procedentes de la corriente para proteger de posibles daños la operacion y al equipo de las unidades siguientes.

La Tamización es el primer estado del tratamiento, tanto para las aguas superficiales como para la las aguas residuales. El propósito es: Proteja la estructura río abajo contra los objetos grandes que podrían crear obstrucciones en algunas de las unidades del proceso. Separar y quitar fácilmente la materia grande transportada por el agua que quiere ser tratada, de modo que puede afectar negativamente la eficacia de procedimientos posteriores del tratamiento o hacer su puesta en práctica más difícil. La eficacia de la operación del tamizado depende del espaciamiento entre las barras de pantallas:
Pantalla fina, para un espaciamiento bajo 10 milímetros
Pantalla media, para el espaciamiento de 10 a 40 milímetros
Pantalla gruesa, para el espaciamiento por encima de 40 milímetros La pantalla fina es precedida generalmente por una operación preliminar de la tamización para los propósitos de protección. La tamización es llevada a cabo por una pantalla manualmente limpiada (de gran tamaño, para reducir la frecuencia de las operaciones de colección en la tamización) o, preferiblemente, por una pantalla automáticamente limpiada (esencial en los casos de altos caudales de agua con un contenido de sólidos elevada). La pantalla automática de la barra es protegida generalmente por una pantalla preliminar robusta, que se debe también proporcionar a los sistemas automáticos de una limpieza en instalaciones grandes y en caso de que del agua a tratar contenga un alto volumen de materia gruesa. Para reducir operaciones manuales tanto como sea posible, los procedimientos de tamización se han automatizado cada vez más, uniforme en instalaciones pequeñas. La automatización es esencial en las situaciones donde cantidades grandes de materia son llevadas a la planta por el agua y llegan de una vez la pantalla de barra, tendiendo a la estera de barras y estorbando totalmente a la pantalla en algunos minutos. Las pantallas finas deben ser automatizadas. La basura recogida se almacena en un envase de capacidad dada, calculado de acuerdo con la frecuencia aceptable de las operaciones y de la disposición de basura.

El cribado constituye una etapa del tratamiento preliminar, por lo general en una instalación ubicada en la cabecera de la planta, en la que se remueven objetos grandes que provienen en el agua residual y que pueden interferir con el funcionamiento de los equipos ubicados aguas abajo.

Esta extracción se realiza mediante un proceso llamado cribado. Entendemos por cribado como el proceso mecánico de clasificación de partículas por su tamaño, utilizando algún tipo de superficie cribante, en la mayoría de los casos una malla.

Honduras


El tamiz estático es un aparato para tamizar en régimen laminar con una alta eficacia. Está diseñado para realizar la separación sólido/líquido, en todo tipo de aguas: potables, industriales y residuales. El TAMIZ comprende un cuerpo bastidor y una malla filtrante. El agua a filtrar se cuela a través de las aberturas, quedando los sólidos retenidos y separados en la malla filtrante. La malla de perfiles laminares ondulares, realiza dos funciones: repartir el agua bruta a filtrar por la anchura de la misma, y recogida de esa agua, por medio de la zona interior de los perfiles triangulares. Se dispone de tres rampas pendientes: dos de filtración y una última de escurrido, en la primera rampa se consigue la mayor filtración de aguas brutas, siguiendo la filtración en la rampa segunda, y a partir de la misma, en la tercera rampa, realizar el último escurrido de los sólidos retenidos por el tamiz estático.

El tamizado es un proceso mediante el cual se clasifican y separan por tamaños los materiales sólidos, sean en grano, en polvo o en suspensión acuosa. El procedimiento del tamizado se efectúa haciendo pasar el material por una malla de acero tejida que dispone de una obertura determinada, llamada luz.

La criba estática también llamada tamiz estático es un equipo desarrollado para la separación de sólidos en suspensión dentro de líquidos. La separación particularmente se hace de forma rápida, sin necesitar soporte de energía. Estos equipos se caracterizan por tener un muy bajo costo de mantenimiento.

En las plantas de tratamiento de aguas residuales, las rejillas remueven los con- taminantes gruesos procedentes de la corriente para proteger de posibles daños la operacion y al equipo de las unidades siguientes.

La Tamización es el primer estado del tratamiento, tanto para las aguas superficiales como para la las aguas residuales. El propósito es: Proteja la estructura río abajo contra los objetos grandes que podrían crear obstrucciones en algunas de las unidades del proceso. Separar y quitar fácilmente la materia grande transportada por el agua que quiere ser tratada, de modo que puede afectar negativamente la eficacia de procedimientos posteriores del tratamiento o hacer su puesta en práctica más difícil. La eficacia de la operación del tamizado depende del espaciamiento entre las barras de pantallas:
Pantalla fina, para un espaciamiento bajo 10 milímetros
Pantalla media, para el espaciamiento de 10 a 40 milímetros
Pantalla gruesa, para el espaciamiento por encima de 40 milímetros La pantalla fina es precedida generalmente por una operación preliminar de la tamización para los propósitos de protección. La tamización es llevada a cabo por una pantalla manualmente limpiada (de gran tamaño, para reducir la frecuencia de las operaciones de colección en la tamización) o, preferiblemente, por una pantalla automáticamente limpiada (esencial en los casos de altos caudales de agua con un contenido de sólidos elevada). La pantalla automática de la barra es protegida generalmente por una pantalla preliminar robusta, que se debe también proporcionar a los sistemas automáticos de una limpieza en instalaciones grandes y en caso de que del agua a tratar contenga un alto volumen de materia gruesa. Para reducir operaciones manuales tanto como sea posible, los procedimientos de tamización se han automatizado cada vez más, uniforme en instalaciones pequeñas. La automatización es esencial en las situaciones donde cantidades grandes de materia son llevadas a la planta por el agua y llegan de una vez la pantalla de barra, tendiendo a la estera de barras y estorbando totalmente a la pantalla en algunos minutos. Las pantallas finas deben ser automatizadas. La basura recogida se almacena en un envase de capacidad dada, calculado de acuerdo con la frecuencia aceptable de las operaciones y de la disposición de basura.

El cribado constituye una etapa del tratamiento preliminar, por lo general en una instalación ubicada en la cabecera de la planta, en la que se remueven objetos grandes que provienen en el agua residual y que pueden interferir con el funcionamiento de los equipos ubicados aguas abajo.

Esta extracción se realiza mediante un proceso llamado cribado. Entendemos por cribado como el proceso mecánico de clasificación de partículas por su tamaño, utilizando algún tipo de superficie cribante, en la mayoría de los casos una malla.

Peru


El tamiz estático es un aparato para tamizar en régimen laminar con una alta eficacia. Está diseñado para realizar la separación sólido/líquido, en todo tipo de aguas: potables, industriales y residuales. El TAMIZ comprende un cuerpo bastidor y una malla filtrante. El agua a filtrar se cuela a través de las aberturas, quedando los sólidos retenidos y separados en la malla filtrante. La malla de perfiles laminares ondulares, realiza dos funciones: repartir el agua bruta a filtrar por la anchura de la misma, y recogida de esa agua, por medio de la zona interior de los perfiles triangulares. Se dispone de tres rampas pendientes: dos de filtración y una última de escurrido, en la primera rampa se consigue la mayor filtración de aguas brutas, siguiendo la filtración en la rampa segunda, y a partir de la misma, en la tercera rampa, realizar el último escurrido de los sólidos retenidos por el tamiz estático.

El tamizado es un proceso mediante el cual se clasifican y separan por tamaños los materiales sólidos, sean en grano, en polvo o en suspensión acuosa. El procedimiento del tamizado se efectúa haciendo pasar el material por una malla de acero tejida que dispone de una obertura determinada, llamada luz.

La criba estática también llamada tamiz estático es un equipo desarrollado para la separación de sólidos en suspensión dentro de líquidos. La separación particularmente se hace de forma rápida, sin necesitar soporte de energía. Estos equipos se caracterizan por tener un muy bajo costo de mantenimiento.

En las plantas de tratamiento de aguas residuales, las rejillas remueven los con- taminantes gruesos procedentes de la corriente para proteger de posibles daños la operacion y al equipo de las unidades siguientes.

La Tamización es el primer estado del tratamiento, tanto para las aguas superficiales como para la las aguas residuales. El propósito es: Proteja la estructura río abajo contra los objetos grandes que podrían crear obstrucciones en algunas de las unidades del proceso. Separar y quitar fácilmente la materia grande transportada por el agua que quiere ser tratada, de modo que puede afectar negativamente la eficacia de procedimientos posteriores del tratamiento o hacer su puesta en práctica más difícil. La eficacia de la operación del tamizado depende del espaciamiento entre las barras de pantallas:
Pantalla fina, para un espaciamiento bajo 10 milímetros
Pantalla media, para el espaciamiento de 10 a 40 milímetros
Pantalla gruesa, para el espaciamiento por encima de 40 milímetros La pantalla fina es precedida generalmente por una operación preliminar de la tamización para los propósitos de protección. La tamización es llevada a cabo por una pantalla manualmente limpiada (de gran tamaño, para reducir la frecuencia de las operaciones de colección en la tamización) o, preferiblemente, por una pantalla automáticamente limpiada (esencial en los casos de altos caudales de agua con un contenido de sólidos elevada). La pantalla automática de la barra es protegida generalmente por una pantalla preliminar robusta, que se debe también proporcionar a los sistemas automáticos de una limpieza en instalaciones grandes y en caso de que del agua a tratar contenga un alto volumen de materia gruesa. Para reducir operaciones manuales tanto como sea posible, los procedimientos de tamización se han automatizado cada vez más, uniforme en instalaciones pequeñas. La automatización es esencial en las situaciones donde cantidades grandes de materia son llevadas a la planta por el agua y llegan de una vez la pantalla de barra, tendiendo a la estera de barras y estorbando totalmente a la pantalla en algunos minutos. Las pantallas finas deben ser automatizadas. La basura recogida se almacena en un envase de capacidad dada, calculado de acuerdo con la frecuencia aceptable de las operaciones y de la disposición de basura.

El cribado constituye una etapa del tratamiento preliminar, por lo general en una instalación ubicada en la cabecera de la planta, en la que se remueven objetos grandes que provienen en el agua residual y que pueden interferir con el funcionamiento de los equipos ubicados aguas abajo.

Esta extracción se realiza mediante un proceso llamado cribado. Entendemos por cribado como el proceso mecánico de clasificación de partículas por su tamaño, utilizando algún tipo de superficie cribante, en la mayoría de los casos una malla.

Chile


El tamiz estático es un aparato para tamizar en régimen laminar con una alta eficacia. Está diseñado para realizar la separación sólido/líquido, en todo tipo de aguas: potables, industriales y residuales. El TAMIZ comprende un cuerpo bastidor y una malla filtrante. El agua a filtrar se cuela a través de las aberturas, quedando los sólidos retenidos y separados en la malla filtrante. La malla de perfiles laminares ondulares, realiza dos funciones: repartir el agua bruta a filtrar por la anchura de la misma, y recogida de esa agua, por medio de la zona interior de los perfiles triangulares. Se dispone de tres rampas pendientes: dos de filtración y una última de escurrido, en la primera rampa se consigue la mayor filtración de aguas brutas, siguiendo la filtración en la rampa segunda, y a partir de la misma, en la tercera rampa, realizar el último escurrido de los sólidos retenidos por el tamiz estático.

El tamizado es un proceso mediante el cual se clasifican y separan por tamaños los materiales sólidos, sean en grano, en polvo o en suspensión acuosa. El procedimiento del tamizado se efectúa haciendo pasar el material por una malla de acero tejida que dispone de una obertura determinada, llamada luz.

La criba estática también llamada tamiz estático es un equipo desarrollado para la separación de sólidos en suspensión dentro de líquidos. La separación particularmente se hace de forma rápida, sin necesitar soporte de energía. Estos equipos se caracterizan por tener un muy bajo costo de mantenimiento.

En las plantas de tratamiento de aguas residuales, las rejillas remueven los con- taminantes gruesos procedentes de la corriente para proteger de posibles daños la operacion y al equipo de las unidades siguientes.

La Tamización es el primer estado del tratamiento, tanto para las aguas superficiales como para la las aguas residuales. El propósito es: Proteja la estructura río abajo contra los objetos grandes que podrían crear obstrucciones en algunas de las unidades del proceso. Separar y quitar fácilmente la materia grande transportada por el agua que quiere ser tratada, de modo que puede afectar negativamente la eficacia de procedimientos posteriores del tratamiento o hacer su puesta en práctica más difícil. La eficacia de la operación del tamizado depende del espaciamiento entre las barras de pantallas:
Pantalla fina, para un espaciamiento bajo 10 milímetros
Pantalla media, para el espaciamiento de 10 a 40 milímetros
Pantalla gruesa, para el espaciamiento por encima de 40 milímetros La pantalla fina es precedida generalmente por una operación preliminar de la tamización para los propósitos de protección. La tamización es llevada a cabo por una pantalla manualmente limpiada (de gran tamaño, para reducir la frecuencia de las operaciones de colección en la tamización) o, preferiblemente, por una pantalla automáticamente limpiada (esencial en los casos de altos caudales de agua con un contenido de sólidos elevada). La pantalla automática de la barra es protegida generalmente por una pantalla preliminar robusta, que se debe también proporcionar a los sistemas automáticos de una limpieza en instalaciones grandes y en caso de que del agua a tratar contenga un alto volumen de materia gruesa. Para reducir operaciones manuales tanto como sea posible, los procedimientos de tamización se han automatizado cada vez más, uniforme en instalaciones pequeñas. La automatización es esencial en las situaciones donde cantidades grandes de materia son llevadas a la planta por el agua y llegan de una vez la pantalla de barra, tendiendo a la estera de barras y estorbando totalmente a la pantalla en algunos minutos. Las pantallas finas deben ser automatizadas. La basura recogida se almacena en un envase de capacidad dada, calculado de acuerdo con la frecuencia aceptable de las operaciones y de la disposición de basura.

El cribado constituye una etapa del tratamiento preliminar, por lo general en una instalación ubicada en la cabecera de la planta, en la que se remueven objetos grandes que provienen en el agua residual y que pueden interferir con el funcionamiento de los equipos ubicados aguas abajo.

Esta extracción se realiza mediante un proceso llamado cribado. Entendemos por cribado como el proceso mecánico de clasificación de partículas por su tamaño, utilizando algún tipo de superficie cribante, en la mayoría de los casos una malla.

Republica Dominicana


El tamiz estático es un aparato para tamizar en régimen laminar con una alta eficacia. Está diseñado para realizar la separación sólido/líquido, en todo tipo de aguas: potables, industriales y residuales. El TAMIZ comprende un cuerpo bastidor y una malla filtrante. El agua a filtrar se cuela a través de las aberturas, quedando los sólidos retenidos y separados en la malla filtrante. La malla de perfiles laminares ondulares, realiza dos funciones: repartir el agua bruta a filtrar por la anchura de la misma, y recogida de esa agua, por medio de la zona interior de los perfiles triangulares. Se dispone de tres rampas pendientes: dos de filtración y una última de escurrido, en la primera rampa se consigue la mayor filtración de aguas brutas, siguiendo la filtración en la rampa segunda, y a partir de la misma, en la tercera rampa, realizar el último escurrido de los sólidos retenidos por el tamiz estático.

El tamizado es un proceso mediante el cual se clasifican y separan por tamaños los materiales sólidos, sean en grano, en polvo o en suspensión acuosa. El procedimiento del tamizado se efectúa haciendo pasar el material por una malla de acero tejida que dispone de una obertura determinada, llamada luz.

La criba estática también llamada tamiz estático es un equipo desarrollado para la separación de sólidos en suspensión dentro de líquidos. La separación particularmente se hace de forma rápida, sin necesitar soporte de energía. Estos equipos se caracterizan por tener un muy bajo costo de mantenimiento.

En las plantas de tratamiento de aguas residuales, las rejillas remueven los con- taminantes gruesos procedentes de la corriente para proteger de posibles daños la operacion y al equipo de las unidades siguientes.

La Tamización es el primer estado del tratamiento, tanto para las aguas superficiales como para la las aguas residuales. El propósito es: Proteja la estructura río abajo contra los objetos grandes que podrían crear obstrucciones en algunas de las unidades del proceso. Separar y quitar fácilmente la materia grande transportada por el agua que quiere ser tratada, de modo que puede afectar negativamente la eficacia de procedimientos posteriores del tratamiento o hacer su puesta en práctica más difícil. La eficacia de la operación del tamizado depende del espaciamiento entre las barras de pantallas:
Pantalla fina, para un espaciamiento bajo 10 milímetros
Pantalla media, para el espaciamiento de 10 a 40 milímetros
Pantalla gruesa, para el espaciamiento por encima de 40 milímetros La pantalla fina es precedida generalmente por una operación preliminar de la tamización para los propósitos de protección. La tamización es llevada a cabo por una pantalla manualmente limpiada (de gran tamaño, para reducir la frecuencia de las operaciones de colección en la tamización) o, preferiblemente, por una pantalla automáticamente limpiada (esencial en los casos de altos caudales de agua con un contenido de sólidos elevada). La pantalla automática de la barra es protegida generalmente por una pantalla preliminar robusta, que se debe también proporcionar a los sistemas automáticos de una limpieza en instalaciones grandes y en caso de que del agua a tratar contenga un alto volumen de materia gruesa. Para reducir operaciones manuales tanto como sea posible, los procedimientos de tamización se han automatizado cada vez más, uniforme en instalaciones pequeñas. La automatización es esencial en las situaciones donde cantidades grandes de materia son llevadas a la planta por el agua y llegan de una vez la pantalla de barra, tendiendo a la estera de barras y estorbando totalmente a la pantalla en algunos minutos. Las pantallas finas deben ser automatizadas. La basura recogida se almacena en un envase de capacidad dada, calculado de acuerdo con la frecuencia aceptable de las operaciones y de la disposición de basura.

El cribado constituye una etapa del tratamiento preliminar, por lo general en una instalación ubicada en la cabecera de la planta, en la que se remueven objetos grandes que provienen en el agua residual y que pueden interferir con el funcionamiento de los equipos ubicados aguas abajo.

Esta extracción se realiza mediante un proceso llamado cribado. Entendemos por cribado como el proceso mecánico de clasificación de partículas por su tamaño, utilizando algún tipo de superficie cribante, en la mayoría de los casos una malla.

Brasil


El tamiz estático es un aparato para tamizar en régimen laminar con una alta eficacia. Está diseñado para realizar la separación sólido/líquido, en todo tipo de aguas: potables, industriales y residuales. El TAMIZ comprende un cuerpo bastidor y una malla filtrante. El agua a filtrar se cuela a través de las aberturas, quedando los sólidos retenidos y separados en la malla filtrante. La malla de perfiles laminares ondulares, realiza dos funciones: repartir el agua bruta a filtrar por la anchura de la misma, y recogida de esa agua, por medio de la zona interior de los perfiles triangulares. Se dispone de tres rampas pendientes: dos de filtración y una última de escurrido, en la primera rampa se consigue la mayor filtración de aguas brutas, siguiendo la filtración en la rampa segunda, y a partir de la misma, en la tercera rampa, realizar el último escurrido de los sólidos retenidos por el tamiz estático.

El tamizado es un proceso mediante el cual se clasifican y separan por tamaños los materiales sólidos, sean en grano, en polvo o en suspensión acuosa. El procedimiento del tamizado se efectúa haciendo pasar el material por una malla de acero tejida que dispone de una obertura determinada, llamada luz.

La criba estática también llamada tamiz estático es un equipo desarrollado para la separación de sólidos en suspensión dentro de líquidos. La separación particularmente se hace de forma rápida, sin necesitar soporte de energía. Estos equipos se caracterizan por tener un muy bajo costo de mantenimiento.

En las plantas de tratamiento de aguas residuales, las rejillas remueven los con- taminantes gruesos procedentes de la corriente para proteger de posibles daños la operacion y al equipo de las unidades siguientes.

La Tamización es el primer estado del tratamiento, tanto para las aguas superficiales como para la las aguas residuales. El propósito es: Proteja la estructura río abajo contra los objetos grandes que podrían crear obstrucciones en algunas de las unidades del proceso. Separar y quitar fácilmente la materia grande transportada por el agua que quiere ser tratada, de modo que puede afectar negativamente la eficacia de procedimientos posteriores del tratamiento o hacer su puesta en práctica más difícil. La eficacia de la operación del tamizado depende del espaciamiento entre las barras de pantallas:
Pantalla fina, para un espaciamiento bajo 10 milímetros
Pantalla media, para el espaciamiento de 10 a 40 milímetros
Pantalla gruesa, para el espaciamiento por encima de 40 milímetros La pantalla fina es precedida generalmente por una operación preliminar de la tamización para los propósitos de protección. La tamización es llevada a cabo por una pantalla manualmente limpiada (de gran tamaño, para reducir la frecuencia de las operaciones de colección en la tamización) o, preferiblemente, por una pantalla automáticamente limpiada (esencial en los casos de altos caudales de agua con un contenido de sólidos elevada). La pantalla automática de la barra es protegida generalmente por una pantalla preliminar robusta, que se debe también proporcionar a los sistemas automáticos de una limpieza en instalaciones grandes y en caso de que del agua a tratar contenga un alto volumen de materia gruesa. Para reducir operaciones manuales tanto como sea posible, los procedimientos de tamización se han automatizado cada vez más, uniforme en instalaciones pequeñas. La automatización es esencial en las situaciones donde cantidades grandes de materia son llevadas a la planta por el agua y llegan de una vez la pantalla de barra, tendiendo a la estera de barras y estorbando totalmente a la pantalla en algunos minutos. Las pantallas finas deben ser automatizadas. La basura recogida se almacena en un envase de capacidad dada, calculado de acuerdo con la frecuencia aceptable de las operaciones y de la disposición de basura.

El cribado constituye una etapa del tratamiento preliminar, por lo general en una instalación ubicada en la cabecera de la planta, en la que se remueven objetos grandes que provienen en el agua residual y que pueden interferir con el funcionamiento de los equipos ubicados aguas abajo.

Esta extracción se realiza mediante un proceso llamado cribado. Entendemos por cribado como el proceso mecánico de clasificación de partículas por su tamaño, utilizando algún tipo de superficie cribante, en la mayoría de los casos una malla.

Mexico


El tamiz estático es un aparato para tamizar en régimen laminar con una alta eficacia. Está diseñado para realizar la separación sólido/líquido, en todo tipo de aguas: potables, industriales y residuales. El TAMIZ comprende un cuerpo bastidor y una malla filtrante. El agua a filtrar se cuela a través de las aberturas, quedando los sólidos retenidos y separados en la malla filtrante. La malla de perfiles laminares ondulares, realiza dos funciones: repartir el agua bruta a filtrar por la anchura de la misma, y recogida de esa agua, por medio de la zona interior de los perfiles triangulares. Se dispone de tres rampas pendientes: dos de filtración y una última de escurrido, en la primera rampa se consigue la mayor filtración de aguas brutas, siguiendo la filtración en la rampa segunda, y a partir de la misma, en la tercera rampa, realizar el último escurrido de los sólidos retenidos por el tamiz estático.

El tamizado es un proceso mediante el cual se clasifican y separan por tamaños los materiales sólidos, sean en grano, en polvo o en suspensión acuosa. El procedimiento del tamizado se efectúa haciendo pasar el material por una malla de acero tejida que dispone de una obertura determinada, llamada luz.

La criba estática también llamada tamiz estático es un equipo desarrollado para la separación de sólidos en suspensión dentro de líquidos. La separación particularmente se hace de forma rápida, sin necesitar soporte de energía. Estos equipos se caracterizan por tener un muy bajo costo de mantenimiento.

En las plantas de tratamiento de aguas residuales, las rejillas remueven los con- taminantes gruesos procedentes de la corriente para proteger de posibles daños la operacion y al equipo de las unidades siguientes.

La Tamización es el primer estado del tratamiento, tanto para las aguas superficiales como para la las aguas residuales. El propósito es: Proteja la estructura río abajo contra los objetos grandes que podrían crear obstrucciones en algunas de las unidades del proceso. Separar y quitar fácilmente la materia grande transportada por el agua que quiere ser tratada, de modo que puede afectar negativamente la eficacia de procedimientos posteriores del tratamiento o hacer su puesta en práctica más difícil. La eficacia de la operación del tamizado depende del espaciamiento entre las barras de pantallas:
Pantalla fina, para un espaciamiento bajo 10 milímetros
Pantalla media, para el espaciamiento de 10 a 40 milímetros
Pantalla gruesa, para el espaciamiento por encima de 40 milímetros La pantalla fina es precedida generalmente por una operación preliminar de la tamización para los propósitos de protección. La tamización es llevada a cabo por una pantalla manualmente limpiada (de gran tamaño, para reducir la frecuencia de las operaciones de colección en la tamización) o, preferiblemente, por una pantalla automáticamente limpiada (esencial en los casos de altos caudales de agua con un contenido de sólidos elevada). La pantalla automática de la barra es protegida generalmente por una pantalla preliminar robusta, que se debe también proporcionar a los sistemas automáticos de una limpieza en instalaciones grandes y en caso de que del agua a tratar contenga un alto volumen de materia gruesa. Para reducir operaciones manuales tanto como sea posible, los procedimientos de tamización se han automatizado cada vez más, uniforme en instalaciones pequeñas. La automatización es esencial en las situaciones donde cantidades grandes de materia son llevadas a la planta por el agua y llegan de una vez la pantalla de barra, tendiendo a la estera de barras y estorbando totalmente a la pantalla en algunos minutos. Las pantallas finas deben ser automatizadas. La basura recogida se almacena en un envase de capacidad dada, calculado de acuerdo con la frecuencia aceptable de las operaciones y de la disposición de basura.

El cribado constituye una etapa del tratamiento preliminar, por lo general en una instalación ubicada en la cabecera de la planta, en la que se remueven objetos grandes que provienen en el agua residual y que pueden interferir con el funcionamiento de los equipos ubicados aguas abajo.

Esta extracción se realiza mediante un proceso llamado cribado. Entendemos por cribado como el proceso mecánico de clasificación de partículas por su tamaño, utilizando algún tipo de superficie cribante, en la mayoría de los casos una malla.

Costa Rica


El tamiz estático es un aparato para tamizar en régimen laminar con una alta eficacia. Está diseñado para realizar la separación sólido/líquido, en todo tipo de aguas: potables, industriales y residuales. El TAMIZ comprende un cuerpo bastidor y una malla filtrante. El agua a filtrar se cuela a través de las aberturas, quedando los sólidos retenidos y separados en la malla filtrante. La malla de perfiles laminares ondulares, realiza dos funciones: repartir el agua bruta a filtrar por la anchura de la misma, y recogida de esa agua, por medio de la zona interior de los perfiles triangulares. Se dispone de tres rampas pendientes: dos de filtración y una última de escurrido, en la primera rampa se consigue la mayor filtración de aguas brutas, siguiendo la filtración en la rampa segunda, y a partir de la misma, en la tercera rampa, realizar el último escurrido de los sólidos retenidos por el tamiz estático.

El tamizado es un proceso mediante el cual se clasifican y separan por tamaños los materiales sólidos, sean en grano, en polvo o en suspensión acuosa. El procedimiento del tamizado se efectúa haciendo pasar el material por una malla de acero tejida que dispone de una obertura determinada, llamada luz.

La criba estática también llamada tamiz estático es un equipo desarrollado para la separación de sólidos en suspensión dentro de líquidos. La separación particularmente se hace de forma rápida, sin necesitar soporte de energía. Estos equipos se caracterizan por tener un muy bajo costo de mantenimiento.

En las plantas de tratamiento de aguas residuales, las rejillas remueven los con- taminantes gruesos procedentes de la corriente para proteger de posibles daños la operacion y al equipo de las unidades siguientes.

La Tamización es el primer estado del tratamiento, tanto para las aguas superficiales como para la las aguas residuales. El propósito es: Proteja la estructura río abajo contra los objetos grandes que podrían crear obstrucciones en algunas de las unidades del proceso. Separar y quitar fácilmente la materia grande transportada por el agua que quiere ser tratada, de modo que puede afectar negativamente la eficacia de procedimientos posteriores del tratamiento o hacer su puesta en práctica más difícil. La eficacia de la operación del tamizado depende del espaciamiento entre las barras de pantallas:
Pantalla fina, para un espaciamiento bajo 10 milímetros
Pantalla media, para el espaciamiento de 10 a 40 milímetros
Pantalla gruesa, para el espaciamiento por encima de 40 milímetros La pantalla fina es precedida generalmente por una operación preliminar de la tamización para los propósitos de protección. La tamización es llevada a cabo por una pantalla manualmente limpiada (de gran tamaño, para reducir la frecuencia de las operaciones de colección en la tamización) o, preferiblemente, por una pantalla automáticamente limpiada (esencial en los casos de altos caudales de agua con un contenido de sólidos elevada). La pantalla automática de la barra es protegida generalmente por una pantalla preliminar robusta, que se debe también proporcionar a los sistemas automáticos de una limpieza en instalaciones grandes y en caso de que del agua a tratar contenga un alto volumen de materia gruesa. Para reducir operaciones manuales tanto como sea posible, los procedimientos de tamización se han automatizado cada vez más, uniforme en instalaciones pequeñas. La automatización es esencial en las situaciones donde cantidades grandes de materia son llevadas a la planta por el agua y llegan de una vez la pantalla de barra, tendiendo a la estera de barras y estorbando totalmente a la pantalla en algunos minutos. Las pantallas finas deben ser automatizadas. La basura recogida se almacena en un envase de capacidad dada, calculado de acuerdo con la frecuencia aceptable de las operaciones y de la disposición de basura.

El cribado constituye una etapa del tratamiento preliminar, por lo general en una instalación ubicada en la cabecera de la planta, en la que se remueven objetos grandes que provienen en el agua residual y que pueden interferir con el funcionamiento de los equipos ubicados aguas abajo.

Esta extracción se realiza mediante un proceso llamado cribado. Entendemos por cribado como el proceso mecánico de clasificación de partículas por su tamaño, utilizando algún tipo de superficie cribante, en la mayoría de los casos una malla.

United States of America (USA)


The static sieve is an apparatus for laminar sifting with high efficiency. It is designed to perform solid/liquid separation in all types of water: drinking, industrial and wastewater. The SCREEN comprises a frame body and a filter mesh. The water to be filtered strains through the openings, leaving the solids retained and separated in the filter mesh. The mesh of wavy laminar profiles performs two functions: distributing the raw water to be filtered over its width, and collecting that water through the interior area of the triangular profiles. There are three pending ramps: two for filtration and a last one for draining. The greatest filtration of raw water is achieved on the first ramp, following the filtration on the second ramp, and from there, on the third ramp, carry out the last draining of the solids retained by the static sieve.

Sieving is a process by which solid materials are classified and separated by size, whether in grain, powder or in aqueous suspension. The sieving procedure is carried out by passing the material through a woven steel mesh that has a certain opening, called light.

The static sieve, also called a static sieve, is an equipment developed for the separation of solids in suspension within liquids. The separation in particular is done quickly, without the need for power support. These equipments are characterized by having a very low maintenance cost.

In wastewater treatment plants, grates remove coarse contaminants from the stream to protect the operation and equipment of downstream units from possible damage.

Screening is the first stage of treatment, both for surface water and wastewater. The purpose is: Protect the downstream structure from large objects that could create blockages in some of the process units. Easily separate and remove large waterborne matter to be treated, which may adversely affect the effectiveness of subsequent treatment procedures or make their implementation more difficult. The effectiveness of the sieving operation depends on the spacing between the screen bars:
Fine screen, for spacing under 10 millimeters
Medium screen, for spacing from 10 to 40 Milímetros
Thick screen, for spacing above 40 millimeters The fine screen is usually preceded by a preliminary sieving operation for protection purposes. Sieve is carried out by a manually cleaned screen (large size, to reduce the frequency of collection operations in sieving) or, preferably, by an automatically cleaned screen (essential in cases of high water flows with a high solids content). The automatic bar screen is generally protected by a robust preliminary screen, which must also be provided with automatic cleaning systems in large installations and in case the water to be treated contains a high volume of coarse matter. In order to reduce manual operations as much as possible, sieving procedures have been increasingly automated, even in small facilities. Automation is essential in situations where large amounts of material are carried to the plant by water and arrive at the bar screen all at once, tending to the bar mat and completely clogging the screen in a few minutes. Fine displays should be automated. The collected garbage is stored in a container of a given capacity, calculated according to the acceptable frequency of operations and garbage disposal.

Screening is a stage of preliminary treatment, generally in a facility located at the head of the plant, in which large objects that come from the wastewater and that can interfere with the operation of equipment located downstream are removed.

This extraction is done through a process called screening. We understand screening as the mechanical process of classifying particles by their size, using some type of screening surface, in most cases a mesh.
Contacto

Contacto


Nuestra Ubicación

Carrera 68 No. 76 - 117 - Barranquilla - Colombia

Calle 73 Via 40 - 150 Bodega #3 - Barranquilla - Colombia

Ciudad de Panamá, Marbella, Avenida Aquilino de La Guardia, Torre Ocean Business Plaza,
Piso 13, Oficina 1304-1305. -
Representante Comercial en Panamá Leo Watemberg

Correo Eléctronico

info@nyfdecolombia.com

info@synertech.com.co




Llámanos

Colombia +57 3013179017

Pbx: 360 66 88 - 360 48 96 - 3313469

Panamá +507 6671-0550



SynerTech En línea

minimize
Conectando con el asesor del area seleccionada...
Escribiendo ...